El riesgo de la bolsa de valores

La definición de la palabra riesgo es la siguiente: “Probabilidad de que ocurra un evento indeseado“.

Por ejemplo: un futbolista corre el riesgo de ser golpeado, maltratado y hasta herido gravemente en cada partido.

Este riesgo es intrínseco y el jugador no lo puede eliminar, sin embargo, no por eso deja el fútbol para dedicarse a otra cosa, sino que más bien se adapta y aprende la forma de controlar ese riesgo. Ahora bien, existen futbolistas amateur que solo saben entrar al campo y darle patadas al balón sin ningún sentido o técnica, estos tienen una alta probabilidad (alto riesgo) de sufrir los daños y citados.

Pero también existen jugadores profesionales que han practicado y estudiado las mejores técnicas y saben cómo evadir golpes, saben cómo engañar al contrario y tienes buenas técnicas de ataque, estos jugadores tienen menores probabilidades (menor riesgo) de sufrir daños y son muy exitosos deportistas.

El riesgo en la Bolsa

En la bolsa de valores también existen los amateur y los profesionales.

Los inversionistas amateur son aquellos que entran a invertir sin las técnicas adecuadas, ni las herramientas adecuadas. Estos inversionistas son los que tienen el mayor potencial de riesgo de perder dinero en la bolsa de valores.

Ellos no saben realmente como invertir.

Los inversionistas profesionales están constantemente practicando, estudiando y aplicando nuevas técnicas para poder ser mejores y así reducir los riesgos al mínimo al operar en bolsa. Esto es lo que se llama riesgo controlado.

Un inversor profesional sabe como cortar pérdidas y maximizar beneficios

El inversionista profesional sabe que siempre existe la posibilidad de perder en cada transacción, pero también sabe cómo protegerse y hacer que esa pérdida sea mínima.

En la bolsa de valores siempre se invierte con riesgo, pero la diferencia entre los inversionistas amateur y los profesionales es que el amateur enfoca en lo que puede ganar, mientras que el inversionista profesional se enfoca en lo que está arriesgando, es decir, invierte tomando en cuenta en primer lugar el riesgo y luego la ganancia.

Si el riesgo es mayor que la ganancia entonces no vale la pena invertir. Eso no lo toman en cuenta los amateur. La mejor forma de poder saber cuáles son los instrumentos de inversión de menor riesgo y mayor potencial de ganancias es entendiendo las curvas de riesgo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *